Prevenir los accidentes más frecuentes de los mayores

98 573 22 70
Prevenir los accidentes más frecuentes de los mayores

Como bien sabemos quienes trabajamos en los centros residenciales para personas mayores en Asturias, una de nuestras obligaciones es la de prevenir que nuestros mayores no sufran ningún accidente. Es cierto que los ancianos son más propensos a sufrir caídas o a hacerse quemaduras por mencionar solo algunos de los percances que sufren con más frecuencia.

La edad o, mejor dicho, sus consecuencias son una de las principales causas de estos accidentes. La combinación de la pérdida de visión, de fuerza muscular y de reflejos hace que, el anciano no detecte a tiempo un obstáculo y no pueda evitarlo y con la inercia del tropezón da con sus huesos en el suelo. Para evitar esto. En los centros residenciales para personas mayores en Asturias nos ocupamos que los pasos sean diáfanos, que nuestros residentes no se encuentren objetos por los pasillos ni en sus habitaciones ni tampoco en las zonas comunes para que no puedan tropezar. Por eso también en las escaleras o en los baños, zonas en las que son más frecuentes las caídas, se colocan puntos de apoyo que les ayuden a sujetarse.

La pérdida de la memoria a corto plazo es también una de las causas más frecuentes de los accidentes de los ancianos que viven solos. Puede pasar varios días sin tomar la medicación creyendo que ya la había tomado previamente o puede que, al no recordarlo, decida tomar una doble dosis. Y tan mala puede ser una cosa como otra, especialmente si se repite la pauta durante varios días.

En Vital Centro Tercera Edad llevamos un riguroso control de la medicación que debe tomara cada uno de nuestros residentes.

haz clic para copiar mailmail copiado