La residencia de ancianos en Oviedo es uno de los espacios más propicios para la socialización entre personas mayores. Todas comparten, más o menos, unas características comunes y se muestran predispuestas a entablar nuevas amistades, a hacer excursiones, a realizar actividades, a jugar y conversar…

La socialización, a esas edades, es crucial para luchar contra la soledad y para promover el bienestar físico y emocional. Nunca es tarde para hacer amigos y compartir buenos ratos con ellos. En nuestra residencia para mayores, planeamos una serie de actividades y juegos para hacer los días más amenos y divertidos.

En la residencia de ancianos en Oviedo, comprobamos día a día cómo las personas que socializan se sienten mejor. Estas actividades también tienen efectos positivos en algunos dolores articulares, en el control de enfermedades como la diabetes o la hipertensión y, por supuesto, en la prevención de patologías como la ansiedad o la depresión.

No todas las personas mayores tienen que realizar las mismas actividades, deben programarse en función de sus hábitos, estado de salud, aficiones..., aunque es importante apostar por las actividades en grupo.

En Vital Centro Tercera Edad creemos que mayor no significa aislarse ni cerrarse solo a un entorno familiar. Es importante relacionarse de igual a igual con personas que se encuentren en una situación parecida y comprendan sus sensaciones, necesidades, pensamientos...