En nuestra residencia de ancianos en Oviedo contamos con excepcionales instalaciones para que nuestros residentes puedan disfrutar de sus actividades favoritas. Entre las diferentes actividades que realizan, una de las preferidas acostumbra a ser la lectura, para lo que contamos con una biblioteca que brinda grandes beneficios a nuestros residentes, y no hablamos solo de entretenimiento.

En la residencia de ancianos en Oviedo conocemos muy bien los efectos positivos que la lectura tiene a nivel psicológico, puesto que estimula y ayuda a conservar la memoria. La lectura de todo tipo de obras sirve para que las personas de la tercera edad puedan recordar hechos y sensaciones que forman parte de su pasado y, al mismo tiempo, a activar sus competencias cognitivas.

La lectura sirve como un pequeño gimnasio para la mente. Cada página supone un agradable reto que sirve para potenciar nuestra atención y nuestra concentración. Además, está demostrado que la lectura de textos o libros que nos agraden hacen que nuestro ánimo se venga arriba, ayudándonos a liberar dopamina y serotonina.

Ahora bien, es necesario tomar ciertas medidas a la hora de disfrutar del placer de la lectura, sobre todo en personas de avanzada edad. ¿A qué nos referimos? A que debemos escoger espacios que cuenten con una iluminación adecuada, que no nos haga forzar la vista, y siempre en un asiento que nos permita leer en una postura cómoda. También aconsejamos que, siempre que se pueda, se escojan ediciones que cuenten con un tamaño de letra que no sea muy pequeño y que no sean volúmenes con gran cantidad de páginas, en estos casos menos es más.

En Vital Centro Tercera Edad ofrecemos de manera integral, tanto de la mano de nuestros profesionales, como con nuestros servicios e instalaciones la manera perfecta de mejorar la calidad de vida de nuestros mayores.